PREPARACION

¿CUAL ES EL EQUIPAJE IMPRESCINDIBLE QUE TENGO QUE LLEVAR EL CAMINO?

Mochila: Imprescindible para cargar con el equipaje. Es muy importante que sea cómoda. Conviene pesarla antes de la partida. El resultado no debe superar el 10 % del peso del peregrino. Algunos modelos cuentan con bolsillos especiales para repartir la carga.

Calzado: Es el punto más delicado. Es imprescindible llevar un calzado apropiado. En las tiendas de deportes se puede encontrar el de trekking, el más adecuado para las caminatas. Debe usarse durante un par de meses antes de iniciar el viaje. Aquellos que estrenen calzado o que realicen el Camino con calzado inapropiado pueden acabar abandonando por culpa de las molestias.

Pantalones de media montaña: Es importante que estén usados. Prácticos y cómodos. Se usarán para caminar todos los días. Puede ser una buena idea llevar un impermeable para los pantalones por si algún día la lluvia hace acto de presencia.

Pantalón corto: En verano se puede emplear para dormir, para caminar durante algún tramo los días de más calor e, incluso, para pegarse un chapuzón en cualquiera de las piscinas o ríos que abundan a lo largo del Camino de Santiago.

Sudadera o jersey: Cómodo, que pese poco. Prestará buen servicio los días más fríos pero no hay que olvidar que habrá que cargar con ella en los días de más calor.

Dos camisetas: La que se lleva puesta más otra de repuesto.

Tres o cuatro pinzas para secar la ropa: Pueden llegar a ser muy útiles.

Tres pares de calcetines sin costuras.

Tres juegos de ropa interior.

Chanclas: Imprescindibles para emplear en las duchas de los albergues y para descansar los pies de las largas caminatas.

Cepillo y pasta de dientes.

Desodorante.

Saco de dormir: Si el Camino se realiza en invierno, conviene acudir a la cita con un buen saco de dormir especialista en soportar bajas temperaturas. Si el Camino se realiza en verano debería resultar suficiente cargar con un saco ligero.

Toalla especial: En las tiendas especializadas en deportes venden toallas de secado rápido. Además de no ser un producto muy caro, estas toallas apenas pesan, lo que se agradecerá a la hora de continuar la marcha.

Vaselina: Aplicar una pequeña cantidad de vaselina en los pies antes de cada jornada ayudará a evitar la aparición de las siempre incómodas ampollas.

Funda de almohada: Imprescindible.

Protección solar: Imprescindible.

Documentación: DNI, tarjeta sanitaria (en el caso de los peregrinos extranjeros, la tarjeta sanitaria europea) y bancaria. También es conveniente andar siempre con algo de dinero en efectivo encima.

Chubasquero: Imprescindible para que no sorprenda un chaparrón de imprevisto.

Teléfono móvil y cargador: Llevar un teléfono móvil puede ser una ventaja o un lastre. Hay caminantes que se dedican a mirar para la pantalla de su teléfono en lugar de a los paisajes que los rodean . Sin embargo, caminar con un teléfono móvil puede ser de gran ayuda en el caso de que alguien se vea inmerso en una emergencia.

Credencial: El documento que acredita a la persona como peregrina.

¿CUAL ES EL EQUIPAJE OPCIONAL?

Bastón, bastones o bordón: Cada vez son más los peregrinos que caminan con este tipo de ayuda. En los últimos años los bastones especiales para caminar están restando protagonismo al tradicional bordón.

Sombrero: Puede ser de una gran ayuda en los meses de primavera y verano.

Tapones para los oídos: Nunca se sabe el vecino que le puede tocar a uno en un albergue. El descanso es muy importante.

Pequeño botiquín compuesto de tiritas, Betadine, gasas, hilo, aguja, mechero, esparadrapo y algo de antiinflamatorio. Sin embargo, la recomendación es que si en algún momento hace falta algo de estos productos se adquiera en una de las múltiples farmacias con las que se encuentra uno a lo largo del Camino de Santiago.

Bañador: Muy recomendable los meses de verano.

Pequeña linterna: La más recomendable es la de estilo minero, que alumbra desde la frente gracias a una cinta elástica que se coloca alrededor de la cabeza. De este modo, el peregrino podrá disponer de las dos manos mientras la utilice. Algún día puede salvar al peregrino de un apuro.

En invierno el equipaje no debería ser muy distinto, con las salvedades de que el saco de dormir tiene que aislar mejor de las bajas temperaturas, el jersey puede ser algo más grueso y el calzado algo más contundente para que un tramo de barro no fastidie la marcha.
Para las épocas del año más frías conviene caminar con guante, gorro, bufanda o braga para el cuello y una buena cazadora, a ser posible, ligera, pero que proteja bien a los peregrinos del frío.

¿TENGO QUE PREPARME FISICAMENTE?

El Camino es una ruta asequible para la mayoría de las personas, para la que no es necesario ser un atleta o tener una forma física inmejorable. Sin embargo, además de una preparación interior, para lograr que la peregrinación sea un éxito es conveniente tener una forma física adecuada y que camine previamente unos días con el mismo calzado que utilizará durante la peregrinación.

¿QUÉ TIPO DE RECORRIDO SE REALIZA?

El recorrido diario es de unos 20 km, para el que se estima unas siete horas de caminata. El terreno es unas veces más pedregoso que otras; es una sucesión de caminos, carreteras rurales y calles. Parte del encanto de Galicia reside en sus numerosos valles y montañas; esto hace que haya que estar preparado para constantes subidas y bajadas, pero no para grandes desniveles de altitud.

TIEMPO EN EL CAMINO

¿CUAL ES LA MEJOR ÉPOCA DEL AÑO PARA HACER EL CAMINO?

Cualquier época del año es buena para emprender El Camino. Particularmente, los meses de abril, mayo, junio, septiembre y octubre son los más recomendables por haber menos densidad de peregrinos y turistas y por ofrecer las temperaturas más suaves.

¿QUÉ TIEMPO ME ENCONTRARÉ?

Los últimos 100 km de El Camino transcurren por la región de Galicia, en el noroeste de España, que cuenta con un clima suave, de influencia oceánica, y lluvioso. Debido a su orografía es posible encontrar distintos microclimas a lo largo de la ruta. Las temperaturas medias a lo largo del año oscilan entre los 6 grados en invierno y 20 grados en verano.

POLITICA DE RESERVAS Y CANCELACIONES

NUESTRA POLITICA DE RESERVAS

1. PAGO RESERVA:

Realizar el depósito de (50€/persona), para formalizar la reserva.

Formas de Pago:

Pagos desde España: Transferencia Bancaria

Pagos internacionales: Transferencia Bancaria

2. COMUNICACIÓN

Envíe un email a info@caminoyouthtravel.com informándonos del pago.
La reserva no se considerara en firme hasta que no se haya recibido el email de confirmación del pago de la reserva.

3. CONFIRMACIÓN RESERVA

Una vez recibido el formulario de inscripción y el abono correspondiente de 50€ por persona inscrita, en concepto de gestión, le enviaremos la comunicación con la confirmación de la reserva formal. Dicho depósito se imputará al precio final del viaje.

4. ABONO CANTIDADES RESTANTES

El resto del pago deberá abonarse 30 días antes del inicio del Camino. Nos pondremos en contacto con usted y le remitiremos en el plazo de una semana, por correo postal a su domicilio, toda la documentación referente a la contratación de su viaje.
Se puede contratar un viaje con menos de 30 días de antelación, en dicho caso se deberá abonar el importe total del viaje solicitado.

SERVICIOS INCLUIDOS Y OPCIONALES:

Los servicios incluidos y opcionales son los que se especifican en la ficha técnica de viaje que se le facilita tras el pago de la reserva.

POLÍTICA DE CANCELACIÓN

Toda cancelación realizada por el cliente deberá ser notificada por escrito: info@caminoyouthtravel.com

En todo momento el consumidor y usuario puede desistir de los servicios solicitados, teniendo derecho a la devolución de las cantidades que hubiera abonado, pero deberá indemnizar a la Agencia en las cuantías que a continuación se indican:

Abonará los Gastos de gestión (Depósito 50€/persona), NO REEMBOLSABLE
–

Abonará los Gastos de anulación, si los hubiere.
–

Abonará los Gastos de penalización:

Si la cancelación se produce con más de 10 y menos de 15 días al inicio del viaje: 5% del importe, una vez descontado el depósito de 100€/persona.

Si la cancelación se produce entre los días 3 y 10 al inicio del viaje: 15% del importe, una vez descontado el depósito de 100€/persona.

Si la cancelación se produce dentro de las 48 horas al inicio del viaje: 25% del importe, una vez descontado el depósito de 100€/persona.

La no presentación o no asistencia del inscrito sin anulación previa supondrá la pérdida del 100% del importe.

Una vez iniciado el viaje, la suspensión, modificación, interrupción de los servicios o desistimiento voluntario por parte de un cliente por razones personales o de cualquier otra índole, no dará lugar a reembolso alguno de los servicios contratados y no disfrutados.

En el supuesto de que la Agencia, se viese obligada a cancelar alguno de sus programas por causa no imputable al cliente, indemnizará al cliente la totalidad de las cantidades hubiese abonado por el Programa.